Posted on / in Pensiones

Medir, para reconocer, gestionar y premiar

La media de reciclaje de vidrio en España por ciudadano y año se sitúa en 55 envases. Esta media -que no vamos a valorar-, sabemos es muy engañosa, todos conocemos individuos y familias que reciclan lo suyo y lo del vecino, gente que le tiene alergia a los contenedores de reciclaje y por último a una buena parte de personas que recicla en función de variables imprecisas: voluntad, tiempo, espacio, humor….

La educación ambiental -que es evidente que al menos ya existe en una parte de nuestra sociedad- ha logrado frenar un tanto la trayectoria hacia el abismo a la que nos abocaba el consumismo salvaje de final del siglo XX, pero no es suficiente, y ello es porque es muy difícil que la buena voluntad por si sola, logre convencer a cada uno de los individuos que reciclar (o ahorrar recursos) es beneficioso en general para la comunidad.
La tecnología nos permite hoy medir cualquier acción, y medir es el primer paso para adoptar decisiones consecuentes: posiblemente quien recicla más del doble que la media, deberá ser reconocido de alguna manera (aunque tan sólo sea aparecer en un ranking honorífico), y quien aún no ha tomado la decisión de hacerlo de manera cotidiana, deberá ser educado, informado, advertido o penalizado para conseguir que su inactividad en este campo, no lastre al resto de los individuos.
La sociedad digital, nos permite diferenciarnos como individuos: Dos vecinos con condiciones económicas y familiares similares, ¿Deben pagar los mismos impuestos si uno gasta el doble de agua que el otro, no separa nunca los residuos que origina, tiene un vehículo que quema aceite porque no lo revisa y ni siquiera recoge las cacas de su perro? En este momento que podemos medir las calorías que gastamos hasta cuando cantamos en la ducha, no resulta nada complicado y sistemas como Pensumo tienen ya una APP que lo posibilita.

Así pues, para mi la respuesta es evidente, debemos medir. Pero enseguida entramos en otro debate… si controlamos todos nuestros actos en tiempo real para ser premiados o castigados…. ¿Entraremos en una sociedad controlada por un Gran Hermano? ¿Sentiremos amenazadas nuestras libertades individuales? ¿Qué es más importante el bien común o la libertad individual? ¿Porque este tipo de reflexiones que son sobre todo políticas, resultan inescrutables para nuestros magníficos líderes?

Pensumo proyecto europeo
Los puntos son del siglo pasado.

José Luis Orós  (Pensumo)